Sunday, 10 April 2011

Miérccoles 06-04 * Primer paseo a Purmerend

Estoy estudiando una serie de recorridos a lugares interesantes que me pasó Onno para que eligiera y buceando en ellos encontré este blog de un español, que me pareció interesante para mostrar cómo se siente un extranjero cuando comienza a vivir aquí.

El link es el siguiente:

http://www.google.nl/imgres?imgurl=http://3.bp.blogspot.com/_Qx_BIXn7buE/S7ZETCPepAI/AAAAAAAAAN4/CoV3Nk3mKb4/s320/vondelpark.jpg&imgrefurl=http://vandermoncho.blogspot.com/&usg=__k9U9DYSVyiM4TVPsGCS0oS7r9Hk=&h=314&w=280&sz=33&hl=es&start=1&zoom=1&um=1&itbs=1&tbnid=xQCVRjr-9TqegM:&tbnh=117&tbnw=104&prev=/images%3Fq%3DVondelpark%26um%3D1%26hl%3Des%26rlz%3D1R2RNTN_esAR377%26tbm%3Disch&ei=oxucTaDrJYegOvHxzP0G

Bueno, ahora les cuento que el día comenzó como habitualmente, frío y húmedo, pero a la tarde comenzó de a poco a ponerse lindo y me animé!!

Onno me llevó hasta Purmerend y allí comenzó mi recorrido, despacito y con cuidado, tratando de recordar siempre para dónde es la izquierda y para dónde es la derecha… Caminé una larga cuadra, crucé poniéndome al lado de otras personas que cruzaban (para no cometer alguna imprudencia) y seguí caminando hasta que encontré una juguetería. Allí encontré los preciados autitos de Hot Wheels y me traje unos cuantos. Es la primera vez que pago algo con euros. No hay mucha diferencia a pagar con $$..., pero es otra experiencia para tener.

Seguí recorriendo esas calles tan particulares, con algunos negocios lindos y otros medio pelo (lo mismo que en Buenos Aires) pero con esa arquitectura tan bonita, de calles medio en círculo, que se cortan, algunas son largas y otras cortísimas…, pero no me perdía porque había encontrado como buena referencia una iglesia y un centro, que es donde funciona los martes la feria y hacia allí volvía cada vez que me sentía un poco alejada.

Visité un shopping bastante lindo, compré alguna cosita. Pero lo más importante es que encontré la LANERA DE PURMEREND!!!


Es pequeña, como cualquiera de un barrio de Buenos Aires. Lo destacable es que tiene Lana Grossa de varios tipos. Vi una que me pareció lindísima, que se llama Merino. No había muchos colores. Había varias clases de Lana Grossa y el precio de ésta es de 4,5 euros el ovillito de 50 g.

Cuando ya estaba súper cansada, dudando si llamar a Onno para que me fuera a buscar o decidirme a caminar, me senté en un banco frente a la iglesia para descansar un poco.



Eran las 5 de la tarde cuando comenzó a sonar el carrillón de la iglesia y de pronto vi pasar a Nelly, la señora que había conocido el domingo. Así que, al estilo de Buenos Aires, la llamé “¡Hola!!!”…, nada… otra vez “¡hola!” y como seguía sin responder, me levanté y la toqué en el brazo llamándola por su nombre. Se puso muy contenta y me dio los 3 besos de rigor y todo.

Es muy amable; me invitó a llevarme de regreso a casa después de preguntar si había terminado con lo que había ido a hacer, de modo que fuimos juntas a buscar su coche. Caminando hacia esa zona me mostró unos edificios increíblemente lindos, donde viven “las personas mayores”, el equivalente a nuestros geriátricos…

No comments:

Post a Comment